------------------------------------------------------------------- Quironautas: Coach & me

domingo, 6 de noviembre de 2011

Coach & me




En mas de una ocasión la gente que me siga por twitter habrá leído alguno de mis twits #coach #coachinglowcost... y sabrá que estoy interesada en el coaching.

El año pasado, casi por casualidad, por estas fechas me apunté a un curso de coaching que me había recomendado un médico amigo mío, director de equipo en una mutua. Me contaba que le había venido muy bien para conocerse un poco mejor y cómo desenvolverse en la gestión de personas.

De entrada sonaba bien, hacía menos de un año que estaba al frente del equipo de enfermería quirúrgico y me sentía como en una talla 54... vamos, que me quedaba grande por todos los sitios.

Cuando recibí la notificación de que me habían aceptado para el curso estuve a punto de rehusar, ¡dos fines de semana al mes de Noviembre a Mayo! viernes tarde y sábado por la mañana intensivo, mas tutorías cara a cara de 4 horas... ¡no sabía donde me había metido!
Llegué el primer día a aquel hotel donde se impartiría el curso, esperando encontrarme a directivos entrados en años que hablasen de negocios, seguros y las subidas y bajadas de la bolsa, y pensaba, ¡esto va a ser un rollo!.

Pero no, resultó que éramos un grupo homogéneo con edades entre los 27 el mas joven y unos 45 el mas mayor, de unas 25 personas con similares condiciones de equipo de trabajo, las diferencias eran solo los puestos, allí nos mezclamos ingenieros superiores directivos de grandes empresas del ámbito tecnológico, con informáticos líderes de equipos desarrolladores de software, pequeños empresarios de pymes, tiburones de los seguros... y una enfermera.

Creo que le chocó hasta al tutor del curso, por la cantidad de veces que me preguntó cómo demonios había acabado yo allí, sin embargo me recordó la suerte que había tenido, y la cantidad de gente que se había quedado en las puertas.

Desde el primer día me sorprendió el transcurso de las clases, que no eran clases, eran conversaciones entre todos. Se creó un clima entre el grupo de confianza y confort que permitió sacar de nosotros mismos todo lo bueno para compartir y todo lo malo para que no volviese a entrar.

Cómo comunicar errores, cómo aprender de las críticas, cómo manejar situaciones difíciles, cómo comunicar malas noticias, como conocerse para ser primero de todo líder de uno mismo...

Fueron muchas horas, y muy intensas, muchos recuerdos compartidos, momentos difíciles y otros divertidos, pero todos importantes y lo que es mejor útiles en el día a día.

Todos debemos ser un poco coacher con nuestros pacientes y equipos, y siempre siempre debemos ser coachees de quienes por naturaleza son líderes y podemos aprender de ellos.

@Mmoranrho, mi tutor en esta experiencia, lidera como coacher grupos de cirujanos para enseñarles a manejarse en su día a día, sus tensiones y sus miedos, que los tienen, lidera grupos de mujeres diagnosticadas de cáncer de mama, porque para crecer y superarse, debes antes ser líder de ti mismo, con unos resultados francamente espectaculares, lidera un grupo de parados de larga duración mayores de 40 años donde trabaja con gente extremadamente formada y experimentada que por vicisitudes de la crísis, mas que de la vida, han terminado sintiéndose perdedores del mundo empresarial, enseñándoles a reconstruirse primero a sí mismos para tener fuerza e inquietud para reconstruir sus vidas laborales.

Una de las mejores lecciones que me a dado Miguel, son las frases:

-¿Te vale?-
La respuesta a esta pregunta en cada problema que tengas en la vida, será la solución al camino que debas tomar.

-No te pagan por sufrir-
De hecho bromeaba diciendo que mirásemos en nuestras nóminas, que no encontraríamos un concepto que pusiese "sufrimiento".

Estos días el grupo que en mayo echamos a andar solos, decidimos, al menos una parte, crear una comunidad, como digo yo de "coaching low cost" tratando temas, desde el plano del liderazgo y el coach, que nos afectan a todos.

Esta semana hemos convenido en tratar el tema de la importancia de saber decir NO.
¿Os habéis parado a pensar lo complicado que es a veces decir NO? ¿dejar de hacer algo, comprender que no se puede con todo, aparcar unos temas para poder ser mas eficiente en otros?.
Seguro que si lo pensáis, muchas veces por no saber decir No, acabamos realizando tareas extras, abarcando más de lo que somos capaces, y por tanto devolvemos trabajos de baja calidad y lo que es peor, olvidando otras...

Espero que toda esta historia os de para reflexionar, y para aquellos que no conozcan el coach, al menos les sirva para que les pique la curiosidad.

Si se la quieren rascar, os dejo unas lecturas más que recomendadas:

"El ejecutivo al minuto" K. Blanchard, un cuento empresarial con moraleja y todo, corto, pero que da mucho para pensar.

"Los siete hábitos de la gente altamente efectiva" y " El 8º hábito" de S. Covey, un clásico en el mundo empresarial sobre liderazgo, muy americanizado, pero muy recomendable.

"El lenguaje del cuerpo" Allan y barbara PEASE, ¿ crees que solo comunicas con lo que dices en voz alta?, tu cuerpo, tu expresión, tu mirada, tus manos... dicen mucho más de ti de lo que piensas, y lo que es más, suele ser bastante más sincero que tus palabras.

"Supere el NO" y " Obtenga el SI" de W. Ury, que parecen libros de auto-ayuda de gasolinera de carretera, pero son pequeños compendios sobre el arte de negociar con personas inflexibles y alcanzar al menos un empate consiguiendo que ganen ambos.

" Gente tóxica" B. Stamateas, lo estoy leyendo ahora, divertida clasificación de las personas, no solo en el ámbito laboral sino en todos los planos de la vida. Nos presenta con menos ironía a los "mopongo" "yates" "peinacanas"... y otras muchas personalidades que con mayor o menor fortuna ya hemos descrito en alguna ocasión en la blogosfera sanitaria.

"Inteligencia emocional" y " La práctica de la inteligencia emocional" de Daniel Goleman ( estos están en recámara para leérmelos aún )

Bueno, y así que me acuerde, creo que para empezar ya son unos cuantos, espero que os animéis a leer alguno, sobre todo el ejecutivo al minuto, que se lee de una sentada y es verdaderamente chulo.